Mar. Ene 18th, 2022
    Palacio de villena valladolid

    the national sculpture museum in five minutes

    The palace of the Marquis of Villena, or simply Villena Palace, is a palace in the city of Valladolid whose construction began in the mid-sixteenth century. It is located on one side of the Plaza de San Pablo.

    Today, the palace is part of the complex that houses the National Museum of Sculpture, located directly opposite its main headquarters, the Colegio de San Gregorio. Specifically, it houses the library, the conference room, the restoration workshops, the storage room and the Neapolitan Nativity Scene.

    The palatial building was commissioned by Antonio de Velasco y Rojas and his wife Francisca de Silva to Francisco de Salamanca, a renowned architect of the time, as he was responsible for rebuilding the Plaza Mayor of Valladolid. Emperor Charles V spent many nights in this palace, which is very close to the Pimentel Palace, where his son, Philip II, was born.

    Today, the original composition preserves the façade (with a large arched entrance with large voussoirs, carved in stone, above which stands a regal window with the arms of the owner), the entrance hall, the courtyard of 305 m²[1] (with two floors of semicircular arches on three sides, supported by columns with Ionic capitals and medallions in the spandrels) and the main staircase open to the cloister (which has three distinct sections and is covered with a beautiful coffered ceiling). [2] The side towers are later and date from the 19th century when the palace underwent a major renovation.

    los grandes castillos – galería de imágenes.

    Este palacio ha tenido varios propietarios: en el siglo XVIII perteneció a la esposa del marqués de Vilena, antes de pasar a manos del duque de Pastrana y del marqués de Pombo y Alonso Pesquera. En el exterior, los zócalos, las esquinas y el cuerpo central son de mampostería y el gran arco de entrada tiene dos grandes dovelas. Las torres laterales datan del siglo XIX. El interior se organiza en torno a un patio, con dos pisos de arcos de medio punto sostenidos por columnas iónicas en tres de sus lados. La escalera, dividida en tres tramos, está cubierta por un antiguo artesonado.

    palacio de villena en valladolid

    Valladolid cuenta con una riqueza monumental de gran valor arquitectónico y turístico en la que destacan una serie de monumentos, tanto civiles como religiosos. La arquitectura de Valladolid ha tenido una evolución paralela a la española, y ha seguido de forma diversa las múltiples tendencias que se han producido en el contexto de la historia del arte occidental.

    La arquitectura de Valladolid refleja la evolución desde que era una pequeña aldea en la Edad Media hasta que se convirtió en la capital del imperio en la Edad Moderna, tras lo cual vino un declive poblacional que no se invirtió hasta el siglo XIX con la llegada del ferrocarril a la ciudad (1864) y que se incrementó enormemente en la segunda mitad del siglo XX (décadas de los 50, 60 y 70) en la que se produjo en España la emigración del campo a la ciudad, y concretamente en Valladolid la instalación de fábricas en polígonos industriales. A partir de ese momento, aunque la ciudad sigue creciendo, sobre todo hacia el sur y el este, este ritmo se ralentizará mucho porque el crecimiento demográfico y urbanístico se trasladará a localidades cercanas como Arroyo de la Encomienda, Boecillo, Cistérniga, Laguna de Duero, Santovenia de Pisuerga y Zaratán. El siglo XXI continuará esta tendencia.

    Palacio de villena valladolid del momento

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad