Lun. Ene 17th, 2022
    Displasia de codo en perros

    Displasia de codo en perros del momento

    Displasia de codo en perros 2021

    síntomas de la displasia de codo en perros

    La displasia de codo es una enfermedad que implica múltiples anomalías en el desarrollo de la articulación del codo en el perro, concretamente en el crecimiento del cartílago o de las estructuras que lo rodean. Estas anomalías, conocidas como «lesiones primarias», dan lugar a procesos osteoartríticos[1] La displasia de codo es una afección común de ciertas razas de perros.

    La mayoría de las lesiones primarias están relacionadas con la osteocondrosis, una enfermedad del cartílago articular, y la osteocondritis disecante (OCD), la separación de un colgajo de cartílago en la superficie articular. Otras causas comunes de displasia del codo son la apófisis ancónea no unida (PAU) y la apófisis coronoides medial fragmentada o no unida (PCF o PCMF)[1].

    La osteocondritis disecante es difícil de diagnosticar clínicamente, ya que el animal puede mostrar sólo una marcha inusual. En consecuencia, la osteocondritis disecante puede quedar enmascarada por otras afecciones esqueléticas y articulares, como la displasia de cadera, o ser diagnosticada erróneamente como tales[2] El problema se desarrolla en la etapa de cachorro, aunque a menudo es subclínico, y puede haber dolor o rigidez, molestias en la extensión u otras características compensatorias. [El diagnóstico suele depender de las radiografías, la artroscopia o la resonancia magnética[2]. Mientras que los casos de OCD de la rodilla pasan desapercibidos y se curan espontáneamente, otros se manifiestan con cojera aguda[2]. Se recomienda la cirugía una vez que se considera que el animal está cojo; de lo contrario, se suele recurrir al control no quirúrgico[2].

    ¿qué causa la displasia de codo en los perros?

    La displasia de codo es un término general utilizado para identificar una enfermedad poligénica heredada en el codo. Hay tres etiologías específicas que componen esta enfermedad y que pueden darse de forma independiente o conjunta. Estas etiologías incluyen:

    Los estudios han demostrado que los rasgos poligénicos heredados que causan estas etiologías son independientes entre sí. Los signos clínicos son cojeras que pueden permanecer sutiles durante largos periodos de tiempo. Nadie puede predecir a qué edad se producirá la cojera en un perro debido a un gran número de factores genéticos y ambientales, como el grado de gravedad de los cambios, la tasa de aumento de peso, la cantidad de ejercicio, etc. Los cambios sutiles en la marcha pueden caracterizarse por una desviación excesiva de la pata hacia dentro, lo que eleva la parte exterior de la pata para que reciba menos peso y distribuya más peso mecánico en la parte exterior (lateral) de la articulación del codo, lejos de las lesiones situadas en la parte interior de la articulación. La amplitud de movimiento del codo también está disminuida.

    Cuando hay inestabilidad de la articulación del codo debido a la displasia de codo en un perro, uno de los hallazgos radiográficos más sensibles es la nueva proliferación ósea (osteofitos) en la apófisis ancónea del cúbito asociada a la enfermedad articular degenerativa de desarrollo secundario.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad