Lun. Ene 24th, 2022
    Tos de las perreras tratamiento

    Coste del tratamiento de la tos de las perreras

    La tos de las perreras es una bronquitis infecciosa de los perros que se caracteriza por una tos áspera y persistente que la mayoría de la gente describe como «algo atascado en la garganta de mi perro». Esta bronquitis puede no durar mucho y ser lo suficientemente leve como para no necesitar ningún tratamiento, o puede progresar hasta convertirse en una neumonía potencialmente mortal, dependiendo de los agentes infecciosos implicados y de la fuerza inmunológica del paciente. La tos de las perreras no complicada tiene una duración de una o dos semanas y conlleva frecuentes ataques de tos en un paciente que por lo demás se siente activo y normal.  En los casos no complicados no hay fiebre ni apatía, sólo mucha tos.

    En un caso de tos de las perreras pueden intervenir numerosos organismos (algunos de los cuales pueden prevenirse con la vacunación); sería inusual que sólo estuviera implicado un agente. Las infecciones por los siguientes organismos suelen coincidir en un caso de tos de las perreras:

    Los perros pueden emitir diversos sonidos respiratorios. Por lo general, la tos es reconocible, pero es importante tener en cuenta otro sonido llamado estornudo inverso. El estornudo inverso suele confundirse con una tos, un ataque de asfixia, un estornudo, una arcada o incluso con algún tipo de dificultad respiratoria. En realidad, el estornudo inverso es un goteo postnasal o un cosquilleo en la garganta. Se considera normal, especialmente en el caso de los perros pequeños, y sólo requiere atención si se considera excesivo. La cuestión aquí es reconocer una tos cuando se oye. La tos puede ser seca o productiva, es decir, seguida de arcadas, movimientos de deglución y producción de mucosidad espumosa (no confundir con el vómito). Aquí hay algunos vídeos que pueden ayudar.

    Tratamiento de la tos de las perreras en casa

    En la mayoría de los casos, la tos de las perreras no es grave y los síntomas desaparecen al cabo de unas 3 semanas. Sin embargo, la tos de las perreras puede hacer que los perros sean más vulnerables a enfermedades o infecciones secundarias, especialmente los cachorros jóvenes y los perros más viejos y vulnerables.

    Pero los perros no sólo se contagian de la tos de las perreras. La bacteria puede permanecer hasta 48 horas en cualquier superficie con la que un perro afectado haya estado en contacto, como plantas, cuencos de comida, juguetes y otros objetos.

    El periodo de incubación de la tos de las perreras es de 2 a 14 días. Esto significa que un perro puede estar expuesto a la bacteria y no mostrar ningún síntoma durante dos semanas. Los perros también pueden ser portadores de la infección durante meses, sin enfermar ni mostrar síntomas.

    La tos puede producir mucosidad o ser un sonido seco y cortante. La tos de las perreras suele sonar como si el perro tuviera algo atascado en la garganta; es posible que tenga arcadas y trague después. La tos empeora inmediatamente después del ejercicio o si el perro está excitado.

    La vacuna dura aproximadamente un año. Hay muchas cepas diferentes de tos de las perreras, y los perros pueden contraerla más de una vez -al igual que el resfriado común en los seres humanos-, por lo que su perro deberá ser vacunado anualmente para mantener su nivel de protección.

    Vacuna contra la tos de las perreras

    Al igual que los humanos, los perros pueden contraer virus e infecciones y mostrar síntomas similares a los de un resfriado o una gripe. La tos de las perreras es una infección respiratoria común en los perros causada por bacterias o virus. Cuando el tracto respiratorio se inflama a causa de estos microorganismos, la irritación puede provocar una tos seca persistente.

    Es importante saber cómo cuidar a su perro si enferma de tos de las perreras. Si no se tratan, las infecciones de las vías respiratorias superiores pueden evolucionar hasta convertirse en graves, especialmente en perros con problemas de salud secundarios.

    La tos de las perreras, también conocida como enfermedad respiratoria infecciosa canina, bordetela o traqueobronquitis infecciosa canina, es una infección de las vías respiratorias superiores muy contagiosa en los perros. La irritación de las vías respiratorias provoca una tos seca y también aumenta el riesgo de infecciones secundarias.1

    La tos de las perreras suele estar causada por la bacteria bordetella bronchiseptica y el virus de la parainfluenza canina, pero también pueden causarla otros microorganismos.2 Se transmite por la inhalación de las gotas de aire que se liberan cuando un perro enfermo tose, por el contacto directo con un perro enfermo o por compartir cuencos de comida y juguetes contaminados.3

    Cómo se contrae la tos de las perreras en un perro

    La tos de las perreras es una enfermedad bastante común entre los perros y va acompañada de una tos seca y persistente. Los perros que padecen esta enfermedad pueden toser todo el día, sobre todo si realizan una actividad extra. Aunque puede resultar bastante molesta, la tos de las perreras no suele ser mortal. Si a su perro se le ha diagnosticado esta tos, debe hacer que esté lo más cómodo posible.

    La miel es beneficiosa para los perros con tos de las perreras porque contiene muchos antioxidantes, enzimas y flavonoides. Si le das a tu perro miel de Manuka, puede aliviar sus síntomas y hacer que se sienta mejor. La cantidad de miel que le dé a su perro dependerá de su tamaño.

    Los perros grandes necesitan una cucharada de miel al día, mientras que los medianos necesitan dos cucharaditas. Los perros más pequeños sólo necesitan una cucharadita de miel al día. Si tu perro no quiere comer miel, puedes probar a mezclarla con alguna de sus golosinas.

    Si tu perro tiene tos de las perreras, es especialmente importante que beba suficiente agua. Así eliminará las toxinas de su cuerpo, lo que puede ayudar a deshacerse del virus más rápidamente. Si tu perro no quiere beber agua, haz que mastique cubitos de hielo. Piensa también en añadir un poco de caldo de pollo al agua de tu perro para hacerla más sabrosa.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad