Gato tercer párpado

Si ves que la membrana nictitante de tu gato es visible en uno o ambos ojos, suele ser un síntoma de un problema secundario. Estas son algunas de las causas fundamentales de la aparición del tercer párpado en los gatos:La duración de la aparición del tercer párpado estará relacionada con la causa. Como hemos dicho, puede aparecer por momentos después de dormir. Sin embargo, incluso una vez que el gato comienza el tratamiento, la membrana nictitante puede seguir siendo visible. Esto se debe a que el cuerpo del gato está tardando en curarse.Además, si ve el tercer párpado en su gato también es muy probable que sus ojos empiecen a lagrimear. Es probable que intente tocarlos con sus patas debido a la incomodidad que le produce que esta membrana esté fuera de su sitio. Por ello, si vemos que nuestro gato se rasca la cara o se la frota con demasiada frecuencia, debemos mirar si podemos observar el tercer párpado asomando.

Como nota, si el párpado interior de un gato se muestra en un ojo y no en el otro, sigue siendo motivo de preocupación. Puede implicar un problema en un lado del cuerpo, pero sigue significando que hay un problema que necesita ser resuelto. Puede ser que se vea el tercer párpado del gato en un ojo y que progrese a ambos. Si se observa que el tercer párpado del gato se muestra en un ojo, podría tratarse de un daño directo en esta membrana. Esto explicaría por qué es visible en un ojo y no en el otro. Podría tratarse de un trozo de polvo que se ha alojado en su interior o incluso de algo que lo ha golpeado. Como hemos dicho anteriormente, el cáncer es una posible causa de protrusión en el tercer párpado, pero esto es relativamente raro. Independientemente de si la membrana nictitante de un gato se observa en un ojo o en dos, hay que llevarlo al veterinario para que lo evalúe.

Gatos que muestran el tercer párpado y el tratamiento de la diarrea

Este gato se presentó inicialmente con los terceros párpados elevados, y posteriormente desarrolló signos gastrointestinales. El prolapso del tercer párpado se resolvió cuando los signos digestivos desaparecieron. Cortesía de la Dra. Kate McGowan.

El síndrome de Haws es una elevación del tercer párpado en ambos ojos. El tercer párpado, o membrana nictitante, es un párpado transparente que tienen algunos animales y que humedece y cubre el ojo para protegerlo. En latín, nictare es parpadear. Haw es como se llama el tercer párpado en los caballos, aunque en los gatos es una membrana nictitante. El síndrome de Haws no está asociado a enfermedades del interior o del exterior del globo ocular, ni de la cuenca. También se llama protrusión bilateral del tercer párpado, prolapso bilateral del tercer párpado y prolapso bilateral de la membrana nictitante.

Se desconoce la causa. Sin embargo, la afección se asocia con frecuencia a trastornos inflamatorios gastrointestinales (GI). La elevación del tercer párpado puede deberse a un cambio en la forma en que se suministran los nervios al tercer párpado.

Tratamiento del reovirus para gatos

No se conoce la causa exacta. Y aunque muchas enfermedades pueden conducir a esto en los gatos, la condición se asocia frecuentemente con trastornos inflamatorios gastrointestinales (GI). La elevación del tercer párpado puede deberse a un cambio en la forma en que se suministran los nervios al tercer párpado.

La visión del gato es normal con esta enfermedad, pero puede estar funcionalmente disminuida simplemente porque el tercer párpado elevado está bloqueando la visión del gato. Los gatos afectados pueden tener diarrea acuosa que comenzó antes de la aparición de la elevación.

El diagnóstico se realiza principalmente al encontrar los signos clínicos clásicos y eliminar otras enfermedades con un examen oftalmológico y físico completo. El signo principal es la protrusión de los dos terceros párpados. Afortunadamente, los ojos no son dolorosos.

Su veterinario puede hacer una prueba de fenilefrina. Se aplica un colirio de fenilefrina en los globos oculares para ver si los terceros párpados vuelven a su posición normal en 20 minutos; si lo hacen, se puede confirmar el Haws.

El pronóstico es bueno siempre que se haya encontrado y tratado la causa subyacente. En un informe sobre gatos, el tiempo medio para que los terceros párpados vuelvan a la normalidad fue de 47 días; sin embargo, el número de casos evaluados fue limitado.

Diarrea del gato

HASTA LA SEMANA PASADA, Wally había sido una gata joven y sana. Cuando un día de la semana pasada se presentó a desayunar con unos ojos extraños, sus dueños se quedaron perplejos. ¿Qué le pasaba a su simpática gatita? La esquina interior de cada ojo estaba cubierta por una especie de colgajo. Esto nunca había sucedido antes y no parecía correcto.

Le hice un examen físico minucioso, palpándole todo el cuerpo en busca de rarezas como ganglios linfáticos agrandados o cualquier otro bulto o protuberancia. Le tomé la temperatura y le ausculté el corazón y los pulmones. Le miré los oídos y le examiné los ojos con un oftalmoscopio. ¿Mi conclusión? Wally era un gato perfectamente sano excepto por el problema obvio: esos ojos de aspecto extraño. Sufría un problema común en el mundo de los gatos, conocido como síndrome de Haws. Les expliqué a sus dueños lo que ocurría.

Los humanos sólo tienen dos pares de párpados: el superior y el inferior. Los gatos, al igual que la mayoría de los animales, tienen un par de párpados adicionales situados en la parte interna de cada ojo. Se conocen, como es lógico, como “terceros párpados”, o para darles su nombre técnico, “membranas nictitantes”. “Nictitate” es una palabra poco utilizada hoy en día, pero significa “guiñar”: el tercer párpado hace precisamente esto, guiñando a través del globo ocular como un limpiaparabrisas cada vez que un animal parpadea.