Perro que pierde el equilibrio en las patas traseras

By Pet EuthanasiaAugust 6, 2019No CommentsEs aterrador ver que de repente tu perro tiene dificultades para caminar y muestra signos como una inclinación de la cabeza y movimientos espasmódicos de los ojos.Los perros mayores pueden desarrollar la enfermedad vestibular de inicio rápido sin ninguna advertencia. El sistema vestibular es la parte del cerebro que nos permite saber dónde está nuestro cuerpo en relación consigo mismo y con el entorno. Controla el equilibrio y la orientación de la cabeza y el cuerpo. Cuando este sistema tiene problemas, los síntomas son muy dramáticos y preocupantes. ¿Qué causa la enfermedad vestibular? Hay diferentes tipos de enfermedad vestibular dependiendo de dónde se localice el problema, ya sea en el cerebro, que es central, o en los nervios que rodean el cerebro y el oído, que es periférico.

Las causas son diversas: infecciones profundas del oído, medicamentos que dañan el oído, tumores cerebrales, infecciones, traumatismos e idiopática.¿Cuál es la causa más común del síndrome vestibular? El síndrome vestibular idiopático canino es la causa más común de estos síntomas. Esto significa que la causa específica es desconocida. Este sería el caso cuando no hay antecedentes de accidentes o traumatismos o infecciones profundas del oído.¿Qué aspecto tiene el síndrome vestibular? La enfermedad vestibular se caracteriza por:¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad vestibular? El tratamiento se basa en la causa. En el caso de las infecciones de oído, está indicado un tratamiento prolongado con antibióticos. Los diagnósticos, como los análisis de sangre/radiografías y las resonancias magnéticas/tomografías computarizadas, pueden detectar tumores cerebrales y traumatismos. Los síntomas se resuelven en días o semanas. Mientras tanto, pueden administrarse medicamentos para el mareo y la ansiedad, y es importante que el perro se mantenga en un área pequeña y segura, que le proporcione agua y comida y que le ayude a comer si es necesario. Manténgalo limpio y libre de sentarse en la orina y las heces. Los entornos tranquilos y silenciosos son mejores para los pacientes con ansiedad vestibular, sin música o ruidos fuertes ni iluminación brillante.

Por qué mi perro se tambalea al sentarse

Mi collie de doce años, Juno, tuvo un ataque de Síndrome Vestibular esta semana. Se trata de lo que solíamos llamar derrames cerebrales, pero los avances en el campo de la imagen y la investigación nos han llevado a darnos cuenta de que no son exactamente lo mismo, aunque aparecen de forma igual de repentina y con algunos de los mismos síntomas.

Los perros pueden sufrir, y a veces lo hacen, accidentes cerebrovasculares, pero suelen ser menos graves que en los humanos. En los seres humanos, los accidentes cerebrovasculares se refieren a una hemorragia en el cerebro, de modo que una zona pierde su suministro de sangre y se queda sin oxígeno. El daño se vuelve rápidamente irreversible y todos sabemos lo variables y duras que pueden ser las secuelas, tanto para el enfermo como para sus cuidadores. Los perros pueden, en raras ocasiones, pasar por lo mismo, pero es más probable que tengan un episodio en el que, en lugar de reventar, el vaso sanguíneo sufra espasmos y se cierre durante un breve periodo. Aunque puede haber daños, la recuperación suele ser más rápida y completa.

Los eventos vestibulares son ligeramente diferentes, pero a menudo son un misterio. El sistema vestibular -el oído interno- está relacionado con el equilibrio, por lo que los problemas dan lugar a los clásicos signos de mareo. Hay tambaleo (ataxia), movimiento de los ojos (nistagmo) de lado a lado, hacia arriba y hacia abajo o incluso en rotación, e inclinación de la cabeza hacia un lado. A veces se producen tics o parálisis del nervio facial. La cinetosis puede ser evidente o presentarse como una disminución del apetito, a la que apenas ayuda la confusión y la ansiedad que experimentan la mayoría de los pacientes.

El perro se tambalea de repente

Enfermedad vestibular. Una causa muy común para que un perro pierda el equilibrio es la enfermedad vestibular. La enfermedad vestibular es un problema en lo más profundo del oído (oído interno); un perro mayor tiene más probabilidades de desarrollar una enfermedad vestibular que un perro joven.

Cerebro. El cerebro controla la mayor parte de nuestro cuerpo, si desarrolla un problema como una infección, una inflamación, una lesión, una hemorragia, un coágulo de sangre, convulsiones o un tumor cerebral, es probable que su perro desarrolle muchos síntomas, incluida la pérdida de equilibrio. Algunos cachorros nacen tambaleándose debido a un problema en el centro del equilibrio en su cerebro (llamado cerebelo).

Mi perro se tambalea, pierde el equilibrio y vomita

La mayoría de los mamíferos adquieren su sentido del equilibrio y de la orientación espacial a partir de órganos del oído interno y de partes del cerebro, denominados colectivamente “sistema vestibular”. Si el sistema vestibular se enferma, esto afecta a la capacidad del animal para equilibrarse. Hay dos formas de enfermedad vestibular. La forma más común es la enfermedad vestibular periférica, que surge de trastornos que afectan al oído interno y a los nervios (es decir, no al sistema nervioso central). La segunda forma, llamada enfermedad vestibular central, es una afección mucho menos común aunque es considerablemente más grave, ya que se origina en el sistema nervioso central. Ambas formas hacen que el animal experimente una pérdida de equilibrio y otros síntomas de vértigo y mareo. Esta enfermedad puede parecer extremadamente dramática para los propietarios de perros, sobre todo la primera vez que se observan los síntomas. Sin embargo, la mayoría de los casos mejoran rápidamente con los cuidados y el tratamiento adecuados y abordando las causas de la enfermedad.

La enfermedad vestibular periférica también puede ser idiopática, lo que significa que no se ha identificado la causa. La infección del oído medio es la causa más común de la enfermedad en los perros jóvenes; en los perros de más edad, los tumores cerebrales pueden ser la causa de la enfermedad.