1:12mamá gata llamando a sus gatitosr hasserisyoutube – 1 jul 2018

Los gatos carecen de la expresividad facial de los perros, suelen ser más silenciosos y sus comportamientos pueden ser más difíciles de interpretar, pero esto no significa que la mística felina sea impenetrable. Puedes entender mejor a tu amigo peludo prestando atención a sus vocalizaciones, posturas corporales y rutinas diarias. Con el tiempo, puede llegar a sintonizar tanto con la personalidad y los hábitos de su gatito que sea capaz de detectar cambios sutiles en su estado de ánimo e incluso reconocer problemas de salud antes de que aparezcan signos físicos de enfermedad.

Aprenderá mucho cuando sepa interpretar el amplio vocabulario de chirridos y maullidos de su gato. Le dirán cuándo tienen hambre, cuándo se sienten cariñosos y si se sienten amenazados o con dolor.

Mientras que algunos gatos rara vez emiten un pitido, otros no dejarán que les digas nada. Los gatitos que se manipulan con frecuencia y se socializan bien pueden convertirse en adultos más ruidosos y algunas razas, como los siameses y los abisinios, son locuaces por naturaleza.

Los gatos también pueden volverse más ruidosos a medida que envejecen. Dos posibles razones para ello son la demencia relacionada con la edad y el deterioro de la vista. Un gato que se siente ansioso o confuso puede maullar para buscar consuelo. La pérdida de audición también puede hacer que un gatito vocalice más fuerte de lo habitual porque no puede determinar su volumen. (Cualquier cambio pronunciado en el comportamiento debería desencadenar una visita al veterinario para asegurarse de que su gato no está enfermo o tiene dolor).

Sonidos para atraer a los gatitos

El mejor momento para que los gatitos dejen a la madre es alrededor de las 12 semanas. En ese momento, tanto la gata como los gatitos están preparados para separarse. Sin embargo, a veces, después de que el último gatito se haya ido, la gata madre se pasea por la casa llorando. Pero, ¿realmente los está buscando? Y si es así, ¿puedes ayudarla?

Ayudar a una gata embarazada con sus gatitos es sin duda un acto de bondad. Este amor por su gata puede hacer que usted se preocupe innecesariamente si ella parece disgustada por la ausencia de los gatitos. Aunque su gata puede echar de menos a sus gatitos, es aún más probable que haya vuelto a entrar en celo. Las gatas suelen tener un ciclo cada dos semanas, y tienden a llamar o “llorar” mucho durante su periodo de celo.

Si realmente echa de menos a los gatitos, es posible que intente mostrar un comportamiento extraño hacia tus otras mascotas o incluso a veces hacia animales de peluche o almohadas. Tendrás que vigilarla de cerca para ver cómo trata a los demás animales de la casa e intervenir si es necesario. Incluso puedes intentar distraerla dándole un par de juguetes nuevos con los que jugar. Un poco de estimulación mental ayuda mucho a reanimar el espíritu.

2:45sonido para llamar a los gatosn beatsyoutube – 15 jul 2020

Si tienes una gata que ha tenido una camada de gatitos, ya sea reciente o lejana en el tiempo, a veces te preguntarás si los echa de menos. Los humanos, por supuesto, echan de menos a sus crías. Pero resulta que los gatos son una historia diferente.

Cuando los gatitos nacen, no pueden ver ni oír muy bien, por lo que son extremadamente dependientes de su madre. Sin embargo, su dependencia desaparece con relativa rapidez (especialmente en comparación con los humanos). Al cabo de unas tres semanas, los gatitos empiezan a explorar su entorno.

Alrededor de las 10-12 semanas, los gatitos están completamente destetados y son lo suficientemente mayores como para separarse de su madre. Las madres gatas reaccionan de forma diferente a sus crías, cada vez más independientes, que sus homólogos humanos. Las madres felinas pueden estar un poco alteradas o confundidas al principio. Es posible que busquen a los gatitos por la casa o que les maúllen, esperando que respondan. Este comportamiento puede parecer un poco triste, pero sólo durará unos días, y después volverá a su rutina normal.

4:08mama gata calma a sus gatitos maullando muy fuertekaja catteryyoutube – 1 abr 2021

La sección principal de este artículo puede ser demasiado corta para resumir adecuadamente los puntos clave. Por favor, considere la posibilidad de ampliar la cabecera para proporcionar una visión general accesible de todos los aspectos importantes del artículo. (Mayo 2021)

La comunicación de los gatos es la transferencia de información por parte de uno o más gatos que tiene un efecto en el comportamiento actual o futuro de otro animal, incluidos los humanos. Los gatos utilizan una serie de métodos de comunicación, como el vocal, el visual, el táctil y el olfativo.

En 1944, Moelk publicó el primer estudio fonético de los sonidos de los gatos[3]. Escuchó con mucha atención a sus propios gatos y organizó sus sonidos en 16 patrones fonéticos divididos en tres categorías principales. También utilizó un alfabeto fonético para transcribir o escribir los diferentes sonidos[4]. Afirmó que los gatos tenían seis formas diferentes de maullido, para representar la amabilidad, la confianza, la insatisfacción, la ira, el miedo y el dolor. Moelk clasificó otros ocho sonidos relacionados con el apareamiento y las peleas escuchando a los animales en su patio y en la calle.