¿las gatas hacen ruido al dar a luz?

No debes preocuparte: las gatas embarazadas suelen ser más que capaces de cuidar de sí mismas, aunque seguirán necesitando tus cuidados y atención durante el parto. Como a menudo intentan escabullirse para dar a luz en privado, tendrás que vigilarlas de cerca en las últimas semanas por si acaso. Habla con tu veterinario si tienes alguna duda sobre el embarazo en las gatas, o si te preocupa que tu gata dé a luz. Sus consejos te ayudarán a tranquilizarte.

Durante las dos últimas semanas de embarazo de tu gata, asegúrate de que todos los miembros de la familia sepan que deben estar tranquilos y callados a su alrededor, y que deben tratarla con cuidado, especialmente los niños, que pueden estar comprensiblemente emocionados ante la perspectiva de tener pronto gatitos con los que jugar.

Intenta mantenerla lo más calmada e inactiva posible durante este tiempo, y anímala a relajarse en su cama especial de maternidad. Sin embargo, ni siquiera la cama más mullida puede tentarla, y algunas gatas rechazarán la cama de parto que les propones por un rincón del armario. Asegúrate de que puede elegir dónde dar a luz y nunca intentes moverla del lugar que ha elegido.

¿las gatas hacen muchas cacas antes de ponerse de parto?

A medida que su gata se prepara para dar a luz, su canal de parto se relajará y ensanchará, mientras sus gatitos se giran hacia la posición correcta para el nacimiento. Durante esta fase (que suele durar entre 6 y 12 horas), notará que el comportamiento de su gata cambia. Los signos suelen ser los siguientes:

Tras el parto, es probable que su gata tenga mucha hambre, esté cansada y necesite descansar. Tendrá que quedarse con sus gatitos para alimentarlos y establecer un vínculo con ellos. Asegúrese de que están en un espacio tranquilo, sin ruidos ni molestias. Existe el riesgo de que tu gata rechace a sus gatitos si no se siente cómoda, relajada y capaz de establecer un vínculo con ellos tras el parto. Es perfectamente normal que tenga flujo vaginal durante unas semanas después del parto, pero no debe oler. Ponte en contacto con tu veterinario si estás preocupada.

Afortunadamente, las gatas suelen tener muchos menos problemas que las perras a la hora de dar a luz a sus crías, pero, aun así, es importante vigilarlas atentamente porque de vez en cuando surgen problemas, sobre todo en las razas de cara plana, como los persas. Póngase en contacto con su veterinario si observa alguno de los siguientes problemas:

cuánto tarda una gata en parir

Las gatas pueden tener dos o tres camadas de gatitos al año si no han sido esterilizadas. Si tienes una gata que no ha sido esterilizada y descubres que está embarazada, puede ser un poco alarmante y emocionante a la vez. Mientras observa cómo se hincha la barriga de su gata y su personalidad adquiere unos cambios inusuales, probablemente tendrá una gran pregunta en mente: ¿Cuándo tendrá sus gatitos?

Técnicamente, una gata está embarazada entre 63 y 65 días. Sin embargo, si usted es como la mayoría de los propietarios de mascotas, no sabrá el momento exacto en que su gata se quedó embarazada; sólo sabrá cuándo empezó a notar que su gata estaba embarazada. Por lo tanto, es útil conocer algunos de los signos que pueden aparecer justo antes de que su gata dé a luz a sus gatitos.

Sin embargo, justo antes de que comience el parto, su apetito suele cambiar. Los cambios de apetito son un indicador bastante bueno de un parto inminente. Es probable que no esté tan interesada en la comida y que deje de comer por completo durante un breve periodo.

Las felinas embarazadas son muy exigentes en cuanto al lugar donde dan a luz. Querrá un lugar que esté bastante escondido y oculto, por lo que puede notar que está en algunos lugares bastante inusuales de la casa, como el interior de los armarios y cajones de la cómoda o el estante superior del armario. Este comportamiento puede comenzar desde unas horas antes del inicio del parto hasta unas semanas antes.

gato que da a luz por primera vez

Para los padres de mascotas, anticipar el nacimiento de una nueva camada de gatitos puede ser muy emocionante. A medida que el embarazo de su gata llega a su fin, también puede resultar estresante preguntarse cuándo llegarán los nuevos paquetes de alegría.

Cuando llega el momento de dar a luz, el comportamiento de las gatas puede ser similar al de los humanos: ambos muestran un comportamiento de anidación. Cuando una gata se está preparando para sus gatitos, querrá encontrar un lugar seguro y cálido para el parto. Los padres de mascotas pueden ayudar a su gata proporcionándole:

Tenga en cuenta que los gatitos no pueden controlar su temperatura corporal durante las primeras semanas de vida. Los padres de las mascotas deben establecer la zona de anidamiento de su gato en una habitación que pueda mantenerse caliente y sin corrientes de aire. Un spray Feliway o un difusor pueden ayudar a reducir la ansiedad de la gata madre en ese espacio y a tranquilizar a los gatitos recién nacidos.

Hacia el final del embarazo de una gata, la futura madre puede experimentar una disminución del apetito. Este síntoma es fácil de observar, ya que la gata comerá más de lo habitual hasta los últimos días de su embarazo, cuando puede empezar a sentirse ansiosa y sus gatitos empiezan a empujar contra su estómago.