cómo hacer frente a un absceso dental

Si tiene un diente roto, astillado o cariado, las bacterias pueden penetrar en las grietas. Esto provoca el crecimiento de infecciones que pueden causar un absceso dental. Si las bacterias consiguen llegar al centro del diente, pueden infectarlo. Como resultado, puede empezar a acumularse pus en el diente y provocar un fuerte dolor de muelas. El tratamiento temprano de la infección dental es necesario; de lo contrario, puede afectar a las encías y causar otros problemas bucales graves.

El mejor tratamiento para un absceso dental es ir al dentista, pero a muchas personas no les gusta la idea de sentarse en el sillón dental. Si eres uno de los que está pensando en cómo deshacerse de un absceso dental sin ir al dentista, podemos ayudarte a encontrar alivio. Sigue leyendo para explorar algunos remedios caseros que pueden ayudarte a encontrar alivio al dolor y las molestias causadas por un absceso dental.

Enjuáguese la boca con agua salada para encontrar un alivio temporal de las molestias. Es una solución casera asequible y fácil. Un enjuague con agua salada también funciona eficazmente para curar las heridas y promueve la salud de las encías.

cómo drenar un absceso en casa

Una infección dental o un absceso pueden extender el hueso y el tejido gingival circundantes, y el dolor puede agravarse. Si tienes signos de un diente infectado, debes acudir a tu dentista lo antes posible. Aunque el tratamiento es necesario para resolver el problema, puedes tomar medidas para controlar el dolor hasta entonces.

Si alguna vez has sufrido una infección dental, sabes que puede ser muy incómodo. Una infección dental suele ir acompañada de una bolsa de pus causada por una infección bacteriana. El absceso puede encontrarse en cualquier parte de la boca.

Un absceso dental periapical suele producirse como resultado de una caries dental no tratada. Si el interior del diente (lleno de pulpa dental), se encuentra con alguna sustancia desconocida, puede inflamar los vasos sanguíneos y los nervios, afectando al esmalte dental. El tratamiento endodóntico ayuda a tratar la caries y otros materiales infectados para ayudar a sellar y combatir futuras infecciones.

Rick Davis, DDS, y Rick Schwartz, DDS, son expertos en endodoncia en Endodontic Consultants of San Antonio. Si usted está experimentando un fuerte dolor de dientes, visite a un especialista que puede diagnosticar y ayudar a tratar.

etapas del absceso dental

Cómo abordar su absceso dental y el dolorPublicado el 10 de mayo de 2020Un absceso dental puede desarrollarse a partir de infecciones que se cultivan dentro de un diente. Las bacterias pueden encontrar su camino dentro de un diente cuando está astillado, roto o cariado. Una vez que las bacterias llegan al centro del diente y éste se infecta, se acumula pus en el diente. El pus del diente se hincha. El resultado es un dolor de muelas.

Si no se aborda rápidamente, la infección podría extenderse a las encías y al hueso de la boca. Un absceso dental siempre debe ser evaluado y tratado por un dentista. Hasta que pueda ver a un dentista, se pueden utilizar diferentes remedios caseros para aliviar las molestias causadas por la infección.

Abrir y drenar el absceso El dentista hará una pequeña incisión en el absceso, para que el pus pueda drenar, y luego limpiará la zona con agua salada (suero fisiológico). En algunos casos, se coloca un pequeño drenaje de goma para mantener la zona abierta para el drenaje mientras la inflamación disminuye.

Hacer una endodoncia. Una endodoncia puede eliminar eficazmente la infección y preservar tu diente. En primer lugar, el dentista perfora el diente, extrae la pulpa enferma y drena el absceso. El siguiente paso es rellenar y sellar la cámara pulpar del diente y los conductos radiculares. Para estabilizar el diente, es posible que se le coloque una corona. Si cuidas bien tu diente restaurado, puede durar muchos años, si no toda la vida.

imágenes de abscesos dentales hinchazón facial

El dolor del absceso dental puede aliviarse con algunos sencillos remedios caseros. Los remedios caseros pueden ayudar a aliviar los síntomas adversos temporalmente, pero no pueden curar el absceso. Una vez más, me gustaría subrayar el punto de que una visita al dentista será eventualmente necesaria. Un absceso no tratado puede extenderse gradualmente a otras partes de la cara y los ojos si no se trata.

Un enjuague de agua salada es un remedio fácil y asequible que ayuda a curar la herida formada por un absceso. También es útil para mantener la salud de las encías.Se puede conseguir un alivio temporal en el diente abscesado enjuagando la boca con agua salada.

El enjuague se puede preparar fácilmente en casa mezclando ½ cucharadita de sal de mesa en ½ vaso de agua tibia del grifo. Si se hace un buches con esta mezcla durante 2 minutos y se escupe, se puede calmar el dolor. Esto puede repetirse 3 veces al día. Este remedio es útil incluso cuando está bajo el tratamiento de su dentista.

Otra cosa útil para aliviar los síntomas, fácilmente disponible en su cocina, es el bicarbonato de sodio. Tiene excelentes propiedades para eliminar la placa en la boca. Además, se supone que tiene propiedades antibacterianas.