Planta de queso suizo

¿Quién no conoce el poto? Se trata de una fantástica enredadera que suele cultivarse en el interior, ya que no soporta el frío. Es muy fácil de cuidar, tanto que si no tienes mucha experiencia con las plantas y te gustaría tener una con la que dar un poco más de alegría a tu hogar, esta es una de las más recomendables para empezar.

Nuestra protagonista es una enredadera cuyo nombre científico es aureum, pero que todos conocemos como poto o potos porque antiguamente se clasificaba dentro del género Pothos. Es originaria del sudeste asiático, concretamente de Malasia e Indonesia, y también de Nueva Guinea. Puede alcanzar una altura máxima de 20 metros si tiene un soporte por el que trepar, y sus tallos tienen un diámetro de hasta 4 cm.

Las hojas son perennes, alternas y con forma de corazón. Al principio son enteras, pero al llegar a la madurez suelen convertirse en pinnadas y alcanzan 1 m de largo por 45 cm de ancho. Las flores son casi imposibles de ver, ya que la planta suele tener problemas de floración, pero hay que saber que, como buena arácea que es, están compuestas por un tallo blanquecino en cuyo extremo hay una especie de capucha blanca.

Dracaena trifasciata

El Pothos, o Epipremnum aureum, es originario del sudeste asiático. Tiene fama de ser una de las plantas de interior más fáciles de cuidar. Su nombre común, Pothos, proviene del género en el que se clasificaba: Pothos aureus.

Hay algunos cultivares diferentes del Pothos que puede buscar para adornar su casa, incluyendo el Pothos dorado que es conocido por sus hojas verdes en forma de corazón con variegación en amarillo.  El Pothos de jade, que tiene hojas verdes oscuras y vibrantes, y el Pothos de mármol, que tiene hojas verdes con variegación blanca.

En su hábitat natural, es conocido por sobrepasar los suelos de los bosques y los troncos de los árboles debido a su sistema de raíces aéreas, que puede utilizarse para ayudarle a crecer verticalmente en el hogar sobre un poste de coco. En buenas condiciones de interior, se puede esperar que el Pothos alcance los 3 metros de largo y que sus hojas midan 3 metros si se le entrena para trepar. El Pothos es especialmente adecuado para interiores porque es capaz de filtrar las toxinas gaseosas como el formaldehído del aire.

Cuidado de la planta pothos

Incluso si su casa carece de metros cuadrados, incorporar algo de vegetación aquí y allá es esencial para darle vida. Naturalmente, las plantas de interior añaden más belleza a un espacio, a la vez que aportan beneficios funcionales, como promover un estado de ánimo positivo, purificar el aire y hacer que te sientas conectado con la naturaleza sin tener que salir. Así que no hay razón para dejar que un espacio reducido o la falta de experiencia en jardinería le impidan dar rienda suelta a su pulgar verde dentro de su casa. A continuación, hemos reunido 22 plantas de interior, incluidas las que ocupan un espacio mínimo y algunas que crecen hasta convertirse en árboles completos (si tiene un poco más de espacio para trabajar). Muchas incluso requieren poco sol, lo que es imprescindible cuando sólo tienes unas pocas ventanas. Y si no tienes mucha destreza con la jardinería (¡ya lo conseguirás!), la mayoría de estas plantas son bastante fáciles de mantener vivas. No importa tu nivel de habilidad, tu gusto o el espacio que tengas disponible, aquí hay una planta de interior para ti. Tus sueños de jardín interior paradisíaco están a punto de hacerse realidad con un desglose de las 22 mejores plantas de interior que te presentamos a continuación. Te encanta encontrar nuevos trucos de diseño. A nosotros también. Déjanos compartir los mejores.

Cómo hacer que el pothos se llene

Epipremnum aureum es una especie de la familia Araceae, nativa de Mo’orea en las Islas de la Sociedad de la Polinesia Francesa[2]. La especie es una planta de interior muy popular en las regiones templadas, pero también se ha naturalizado en los bosques tropicales y subtropicales de todo el mundo, incluyendo el norte de Sudáfrica,[3] Australia, el sudeste asiático, el sur de Asia, las Islas del Pacífico y las Antillas, donde ha causado graves daños ecológicos en algunos casos[3].

La planta tiene varios nombres comunes, como pothos dorado, enredadera de Ceilán,[4] túnica de cazador, hiedra arum, planta de la casa, planta del dinero, vid de plata, hiedra de las Islas Salomón, reina del mármol y vid del taro. También se le llama enredadera del diablo o hiedra del diablo porque es casi imposible de matar y se mantiene verde incluso cuando se mantiene en la oscuridad[5] A veces se etiqueta erróneamente como un filodendro en las tiendas de plantas. Es comúnmente conocida como planta del dinero en muchas partes del subcontinente indio.[6][7] Rara vez florece sin suplementos hormonales artificiales; la última floración espontánea conocida fue reportada en 1964.[8]