stanhopea

El amarillamiento de las hojas de una Phalaenopsis no es necesariamente una causa de alarma.  Es normal y natural que las hojas más viejas amarilleen y se caigan gradualmente. Las phalaenopsis más viejas suelen tener tallos algo alargados donde las hojas viejas se han caído. En las plantas sanas, las nuevas raíces emergen continuamente del tallo, formando finalmente una masa de raíces.

Si descubre que la hoja amarillenta se encuentra en la parte inferior de la planta, no se preocupe. Se trata de un proceso natural de la planta para desechar la hoja madura con el fin de producir una nueva hoja. Sin embargo, si las hojas amarillean desde la parte superior de la planta, hay un problema.

Si las hojas de su orquídea Phalaenopsis están amarillas, puede ser una indicación de que algo va mal. Hay una serie de factores que pueden hacer que las hojas de una orquídea se decoloren, como la luz solar directa, las bajas temperaturas y la podredumbre de las raíces.

Si las hojas siguen siendo gruesas y firmes, pero se están poniendo amarillas, lo más probable es que la planta reciba demasiada luz y eso esté perdiendo el color. Las hojas de una orquídea Phalaenopsis pueden quemarse y volverse amarillas si están expuestas a la luz solar directa.  Intente colocar su orquídea en un lugar que reciba suficiente luz solar indirecta. Si coloca la planta en el alféizar de una ventana, intente que sea una ventana orientada al norte o al oeste.

odontoglo…

R: Si bien es normal que las hojas más viejas de las orquídeas polilla (Phalaenopsis) se vuelvan amarillas y se sequen a medida que envejecen, cuando hay un amarillamiento uniforme y un arrugamiento de las hojas más nuevas, es un signo de angustia. El arrugamiento sugiere que hay una falta de agua que llega a las hojas. Compruebe el sistema de raíces de su planta. Si las raíces están en mal estado, no pueden absorber el agua. El exceso de agua puede hacer que las raíces se pudran. Si no ha replantado su orquídea en un par de años, es posible que el medio de cultivo se haya descompuesto y se haya vuelto demasiado denso para permitir un buen drenaje. La podredumbre bacteriana también puede producirse si se deja que el agua se asiente alrededor del brote central o en las vainas de las hojas durante un largo periodo de tiempo. Riegue sólo por la mañana para que sus plantas puedan secarse al anochecer. Nunca deje que se queden en el agua y mantenga las plantas en un lugar donde puedan tener una buena circulación de aire, luz indirecta y una temperatura diurna cálida superior a 75F. Las instrucciones de riego se encuentran en nuestro vídeo sobre el cuidado de las orquídeas.

las hojas de las orquídeas se vuelven amarillas y rojas

Si ha notado que las hojas de sus orquídeas se vuelven amarillas, no es el único. Este es uno de los problemas más comunes a los que se enfrenta un cultivador de orquídeas, y puede ocurrir por una variedad de razones y puede ser bastante preocupante al principio. Sin embargo, suele ser bastante fácil de solucionar y no debe preocuparse demasiado, ya que a veces no es necesario hacer nada en absoluto. Esta guía cubre las nueve causas más comunes de las hojas amarillas. A continuación te explicamos cómo identificar y solucionar cada una de ellas:

Demasiada luz directa (quemadura de sol)La causa más común de las hojas amarillas es la quemadura de sol debido a demasiada luz solar directa.Las orquídeas generalmente necesitan estar en un lugar luminoso, pero no bañadas por el sol. Sin embargo, algunas toleran mejor la luz que otras. La cantidad correcta dependerá del género (y a veces de la especie exacta) de su orquídea.Cómo solucionarlo:  En primer lugar, compruebe qué tipo de orquídea tiene. Sus necesidades de luz dependerán de su hábitat natural. Algunas orquídeas crecen naturalmente bajo una espesa cubierta de árboles y están acostumbradas a tener mucha sombra. Si sospecha que este es el problema, traslade su orquídea a un lugar más sombreado. Por lo general, es mejor evitar las ventanas orientadas al norte, ya que son las que dejan pasar más luz.Agua duraCuando riegue su orquídea, es posible que el tipo de agua que utilice no sea lo primero en lo que piense. Muchas personas viven en zonas donde el agua del grifo es dura, con altos niveles de minerales disueltos, como el magnesio y el calcio. Como resultado, las orquídeas pueden desarrollar hojas amarillas. Cómo solucionarlo: Hay varias maneras de solucionar este problema: los descalcificadores pueden ser bastante caros, pero son muy eficaces y constituyen una gran inversión. También ayudan en tareas como lavar los platos y la ropa, ya que necesitarás menos detergente.

psychopsis

El hecho de que las hojas de su orquídea se vuelvan amarillas no siempre es un signo de algo problemático. A veces, las hojas de su orquídea se vuelven amarillas debido al follaje viejo, pero otras veces, las hojas amarillas pueden ser el signo de una enfermedad.

Un ojo entrenado distinguirá fácilmente la diferencia, pero los jardineros inexpertos pueden tener problemas para saber de qué se trata. A continuación, cubro las causas más frecuentes de las hojas amarillas en las orquídeas y le doy consejos sencillos y prácticos sobre cómo solucionar estos problemas.

Sin embargo, si las hojas amarillas se encuentran en toda la planta, o el amarillamiento es algo que ocurre con frecuencia, es posible que desee leer las posibles razones a continuación para ver si alguna de ellas coincide con lo que está experimentando con su orquídea.

Si la temperatura desciende regularmente por debajo de los 60 F en la habitación donde tiene a sus orquídeas, o si están situadas en un alféizar sin un buen aislamiento, las hojas amarillearán progresivamente, luego se volverán marrones o negras y acabarán por caer.

En el otro extremo del espectro, exponer constantemente a su orquídea a temperaturas superiores a 80 F sobrecargará los procesos metabólicos de la planta y provocará el amarillamiento de las hojas, que progresará aún más si no se ajusta la temperatura.