Cómo desinfectar un colchón usado

No hay nada mejor que sumergirse en ropa de cama fresca y limpia, pero no a todo el mundo le gusta limpiar sus sábanas. Sin embargo, cuando pasamos tanto tiempo en nuestras camas, éstas pueden convertirse en un invernadero de células de la piel, sudor y, por tanto, bacterias.

Cuando se trata de nuestros dormitorios, a menudo tenemos tejidos como mantas, cojines y otros muebles que no se pueden meter en la lavadora. Cuando esto ocurra, necesitará algo que pueda higienizarlos adecuadamente.

A la hora de limpiar el suelo, dedique más tiempo a aspirar debajo de la cama y detrás de los muebles que puedan haber acumulado mucho polvo con el tiempo. Si tiene suelos de madera, debe intentar limpiarlos cada semana aproximadamente para eliminar el polvo y los gérmenes que se acumulan. ¿Por qué no lee nuestra guía para la limpieza de los suelos de madera, ya sea para una limpieza semanal o para una desinfección a fondo?

Cómo desinfectar un colchón de covid

Dado que pasamos un tercio de nuestra vida en la cama, deberías saber cómo mantener tu colchón sano y limpio. Con el tiempo, los colchones pueden acumular una serie de invitados no deseados, como pieles muertas, polvo, suciedad y mucho más. Tanto si tus pequeños han tenido un accidente en la cama como si simplemente ha llegado el momento de darle un repaso a tu colchón, es importante saber cómo limpiar un colchón.

A continuación, te indicamos los pasos que recomendamos para limpiar tu colchón a fondo. También incluimos consejos sobre cómo eliminar las manchas y mantener un olor fresco. Lo más probable es que tu colchón tenga que secarse durante la noche, así que planifica en consecuencia.

Retira de tu colchón toda la ropa de cama, las almohadas y los animales de peluche (no los juzgues) para que tu colchón quede completamente desnudo. Ya que estás limpiando tu colchón, aprovecha este momento para lavar también tus sábanas.

Añadir una capa inicial de bicarbonato de sodio puede ayudar a anular cualquier olor antes de pasar a limpiar tu colchón. Para desodorizar tu colchón, coge el tan socorrido bicarbonato de sodio y espolvorea una generosa cantidad sobre tu colchón.

El mejor spray desinfectante para el colchón

Si no has pensado en limpiar tu colchón últimamente, piensa en esto: Probablemente pase seis, siete u ocho horas en él cada noche. Durante ese tiempo, el polvo, las células muertas de la piel, el sudor y la grasa de tu cuerpo pueden abrirse paso en él, provocando posibles manchas amarillas. Por no hablar de que este entorno es un imán para los ácaros del polvo. Tanto si sufres de alergias como si no, es una buena idea darle a tu colchón una limpieza periódica. Por eso, Carolyn Forte, directora del Laboratorio de Limpieza del Instituto Good Housekeeping, recomienda seguir estos consejos cada pocos meses para mantener tu cama fresca y libre de polvo, manchas y olores. A continuación, descubra cómo limpiar a fondo un colchón de cualquier mancha y qué productos utilizar para eliminar las manchas del colchón usted mismo.

Cómo limpiar a fondo su colchónCómo eliminar las manchas amarillas de su colchónLas manchas amarillas en su colchón son probablemente el resultado de la acumulación de sudor y grasa corporal. Aunque es difícil limpiar en húmedo un colchón entero (y nunca querrás saturarlo del todo), puedes intentar blanquearlo con una mezcla 50/50 (una taza de cada) de peróxido de hidrógeno y agua tibia, más 1/4 de cucharadita de detergente suave para platos:Si tienes la suerte de poseer un limpiador “a vapor” que dispensa detergente y aspira las manchas de la alfombra y la tapicería, como la estrella de GH Seal, el limpiador de alfombras y tapicerías Little Green de Bissell, por supuesto, úsalo también en tu colchón. Hará un mejor trabajo de limpieza y sacará la humedad para que el colchón se seque más rápido.

Cómo limpiar un colchón con bicarbonato de sodio

Ya es hora de que te ocupes de la limpieza y desinfección de tu colchón. Esto es especialmente relevante en los tiempos actuales, en los que la gente presta más atención a la limpieza y desinfección de sus hogares, y esto debería incluir la cama en la que te acuestas cada noche. De este modo se consigue una buena higiene, se eliminan los contaminantes en el proceso y se protege la salud.

En cambio, las camas sucias pueden hacer que enfermes, con ácaros del polvo, bacterias y otros alérgenos que pueden ponerte en riesgo de sufrir dificultades respiratorias, opresión en el pecho y otros síntomas que te llevarán a pasar noches inquietas.

Antes de pasar al colchón, empieza por limpiar la ropa de cama. Dado que son el primer punto de contacto antes de tocar el colchón, debe procurar lavar a fondo cualquier ropa de cama o sábanas con agua caliente y detergente semanalmente. Esto incluye las almohadas y los protectores de colchón, si los tiene. Una vez hecho esto, cuélgalos para que se sequen bajo la luz solar directa, ya que el sol actúa como desinfectante natural para matar las bacterias.

Utiliza una aspiradora normal para limpiar el colchón. Coloca la herramienta de tapicería en ella y repasa la superficie de tu colchón, incluidos los laterales. De este modo, podrás eliminar la suciedad o el polvo que se haya acumulado en los laterales o en las pequeñas grietas de la cama.