Medela, un extractor de leche…

Si estás dando el pecho y vuelves a trabajar o buscas más flexibilidad, probablemente estés pensando en utilizar un sacaleches. Y una vez que empiece a extraerse leche, es importante saber cómo almacenarla de forma segura. Ten en cuenta lo que debes y no debes hacer para almacenar la leche materna.

Antes de extraer o manipular la leche materna, lávate las manos con agua y jabón. A continuación, guarda la leche extraída en un recipiente de vidrio limpio y con tapa para alimentos o en un recipiente de plástico duro que no esté fabricado con la sustancia química bisfenol A (BPA). También puedes utilizar bolsas de plástico especiales diseñadas para la recogida y el almacenamiento de la leche.

Utilizando etiquetas y tinta resistentes al agua, etiquete cada recipiente con la fecha en que se extrajo la leche materna. Si vas a almacenar la leche extraída en la guardería de tu bebé, añade el nombre de tu bebé a la etiqueta.

Coloca los recipientes en la parte trasera del frigorífico o del congelador, donde la temperatura es más fresca. Si no tienes acceso a un frigorífico o congelador, guarda la leche temporalmente en una nevera aislada con bolsas de hielo.

Cómo almacenar la leche materna en bolsas

Para minimizar los residuos, guarda la leche materna extraída en pequeñas cantidades. De este modo, si tu bebé sólo toma una pequeña cantidad, no habrá tantos residuos. Además, si tu bebé quiere más leche, la descongelación será más rápida. Estos son vitales para el crecimiento normal de tu bebé, su desarrollo y su buena salud. Si la almacenas de forma segura, te aseguras de que esas propiedades inmunitarias también ayuden a proteger la leche de la proliferación de bacterias mientras se almacena.La leche fresca es la mejor para tu bebé. La leche fresca es la mejor para el bebé, es decir, la que se extrae y se refrigera (se pone en la nevera). Cuando esto no es posible, la congelación es una buena opción. Si tu bebé está enfermo, es prematuro o está hospitalizado, el hospital tendrá sus propias normas de conservación de la leche que deberás seguir.Recipientes para la leche extraídaUsa un recipiente limpio. Cualquier recipiente es válido, siempre que tenga un cierre hermético y pueda esterilizarse y etiquetarse fácilmente. También puede optar por utilizar bolsas desechables de un solo uso para guardar la leche materna.Bolsas para guardar la leche maternaSon muy prácticas para guardar pequeñas cantidades de leche. Es posible que necesites una bolsa doble para evitar que se rompa y que se queme en el congelador. También puedes colocar las bolsas dentro de un recipiente en tu congelador para protegerlas.

Bolsas de almacenamiento nanobebe

Si estás dando el pecho y vuelves a trabajar o buscas más flexibilidad, probablemente estés pensando en utilizar un sacaleches. Y una vez que empiece a extraerse leche, es importante saber cómo almacenarla de forma segura. Ten en cuenta lo que debes y no debes hacer para almacenar la leche materna.

Antes de extraer o manipular la leche materna, lávate las manos con agua y jabón. A continuación, guarda la leche extraída en un recipiente de vidrio limpio y con tapa para alimentos o en un recipiente de plástico duro que no esté fabricado con la sustancia química bisfenol A (BPA). También puedes utilizar bolsas de plástico especiales diseñadas para la recogida y el almacenamiento de la leche.

Utilizando etiquetas y tinta resistentes al agua, etiquete cada recipiente con la fecha en que se extrajo la leche materna. Si vas a almacenar la leche extraída en la guardería de tu bebé, añade el nombre de tu bebé a la etiqueta.

Coloca los recipientes en la parte trasera del frigorífico o del congelador, donde la temperatura es más fresca. Si no tienes acceso a un frigorífico o congelador, guarda la leche temporalmente en una nevera aislada con bolsas de hielo.

Similac, la leche materna que se almacena…

Por: Dina DiMaggio, MD, FAAPCuando se trata de la leche materna, la forma de almacenarla depende de lo pronto que quieras utilizarla. Estas son algunas pautas útiles para almacenar la leche materna de forma segura. La regla de los 4Sabemos que el almacenamiento de la leche materna puede ser confuso, por lo que aquí le presentamos un enfoque más conservador que también puede seguir (y recordar fácilmente):

Nota del editor: Aunque estas pautas de almacenamiento de la leche materna son apropiadas para los bebés nacidos prematuramente y los que están hospitalizados, los hospitales pueden tener sus propias reglas. Si tienes preguntas específicas, consulta estas directrices con el pediatra de tu bebé y/o con el hospital.Dónde estamos: La Academia Americana de Pediatría recomienda la lactancia materna como única fuente de nutrición para tu bebé durante unos 6 meses. Cuando se añade

La información contenida en este sitio web no debe utilizarse como sustituto de la atención médica y el asesoramiento de su pediatra. Puede haber variaciones en el tratamiento que su pediatra puede recomendar en función de los hechos y las circunstancias individuales.