Significado de ectópico

En un embarazo normal, el óvulo fecundado se implanta y se desarrolla en el útero. En un embarazo ectópico, el óvulo se implanta en un lugar distinto del útero, a menudo en las trompas de Falopio. Por eso, los embarazos ectópicos suelen llamarse “embarazos tubáricos”. El óvulo también puede implantarse en el ovario, el abdomen o el cuello uterino.

Ninguna de estas zonas tiene el espacio o el tejido adecuado para que se desarrolle un embarazo. A medida que el feto crece, acaba por reventar el órgano que lo contiene. Esto puede provocar una hemorragia grave y poner en peligro la vida de la madre. Un embarazo ectópico clásico no se convierte en un nacimiento vivo.

El embarazo ectópico puede ser difícil de diagnosticar porque los síntomas suelen ser como los de un embarazo normal temprano. Entre ellos se encuentran la ausencia de la menstruación, la sensibilidad en los pechos, las náuseas, los vómitos, el cansancio o la micción frecuente.

A menudo, los primeros signos de advertencia de un embarazo ectópico son el dolor o el sangrado vaginal. Puede haber dolor en la pelvis, el abdomen o incluso el hombro o el cuello (si la sangre de un embarazo ectópico roto se acumula e irrita ciertos nervios). El dolor puede ser desde leve y sordo hasta intenso y agudo. Puede sentirse en un solo lado de la pelvis o en todo el cuerpo.

Proyecto de ley de embarazo ectópico

Un embarazo ectópico se produce cuando un óvulo fecundado se implanta fuera del útero, normalmente en una de las trompas de Falopio. Esto significa que el embrión no podrá convertirse en un bebé, ya que la trompa de Falopio no es lo suficientemente grande como para soportar el crecimiento del embrión.

En algunos casos, un embarazo ectópico no provoca síntomas perceptibles y sólo se detecta durante las pruebas de embarazo rutinarias. Sin embargo, la mayoría de las mujeres tienen síntomas y éstos suelen manifestarse entre la semana 4 y la 12 del embarazo.

Hemorragia vaginal: la hemorragia vaginal es un tipo de sangrado diferente al de la regla. A menudo comienza y se detiene, y puede ser de color rojo brillante u oscuro. Algunas mujeres confunden esta hemorragia con una regla normal y no se dan cuenta de que están embarazadas.

Dolor en la punta del hombro: el dolor en la punta del hombro se siente donde termina el hombro y empieza el brazo. No se sabe con exactitud por qué se produce el dolor en la punta del hombro, pero suele aparecer cuando estás acostada y es un signo de que el embarazo ectópico está provocando una hemorragia interna.  Se cree que la hemorragia irrita el nervio frénico, que se encuentra en el diafragma (el músculo utilizado durante la respiración que separa la cavidad torácica del abdomen). La irritación del nervio frénico provoca un dolor referido (dolor que se siente en otra parte) en el omóplato.

Embarazo ectópico o aborto espontáneo

Un embarazo ectópico se produce cuando un óvulo fecundado se implanta fuera del útero. La mayoría de las veces ocurre en una de las dos trompas de Falopio, que son demasiado pequeñas para mantener un embarazo. Un embarazo ectópico también puede producirse en el cuello del útero, en un ovario, en el abdomen o incluso dentro de una cicatriz de cesárea.

Según las estadísticas del NHS, uno de cada 90 embarazos en el Reino Unido es ectópico, es decir, unos 11.000 al año. Varias celebridades han sufrido embarazos ectópicos, como Nicole Kidman, la cantautora Vanessa Carlton y la actriz y modelo Jaime King.

Los embarazos ectópicos pueden ocurrirle a cualquier mujer fértil. Sin embargo, el riesgo es mayor si se ha tenido uno antes, si se ha sometido a una operación de trompas o si tiene trompas de Falopio anormales o endometriosis.

A veces un embarazo ectópico acaba en ruptura, es decir, cuando el embarazo desgarra la trompa de Falopio y provoca una hemorragia interna. Esto es grave y requiere una intervención quirúrgica de urgencia. Llama a una ambulancia si estás embarazada, o crees estarlo, y presentas los siguientes síntomas:

Signos de embarazo ectópico

En un embarazo sano, el óvulo fecundado se adhiere al revestimiento del útero. En un embarazo ectópico, el óvulo se adhiere a algún lugar fuera del útero, normalmente al interior de una trompa de Falopio.

El embarazo comienza con un óvulo fecundado. Normalmente, el óvulo fecundado se adhiere al revestimiento del útero. Un embarazo ectópico se produce cuando el óvulo fecundado se implanta y crece fuera de la cavidad principal del útero.

Un embarazo ectópico suele producirse en una trompa de Falopio, que transporta los óvulos desde los ovarios hasta el útero. Este tipo de embarazo ectópico se denomina embarazo tubárico. A veces, un embarazo ectópico se produce en otras zonas del cuerpo, como el ovario, la cavidad abdominal o la parte inferior del útero (cuello uterino), que conecta con la vagina.

Un embarazo ectópico no puede desarrollarse normalmente. El óvulo fecundado no puede sobrevivir, y el tejido en crecimiento puede causar una hemorragia potencialmente mortal, si no se trata.Productos y serviciosMostrar más productos de Mayo Clinic

SíntomasEs posible que al principio no note ningún síntoma. Sin embargo, algunas mujeres que tienen un embarazo ectópico presentan los primeros signos o síntomas habituales del embarazo: ausencia de la menstruación, sensibilidad en los senos y náuseas.