Mié. Ene 19th, 2022
    Obras de leonardo da vinci con sus nombres

    Vincent van gogh

    ¿Qué le viene a la mente cuando oye el nombre de Leonardo? Muchos niños podrían imaginarse una tortuga ninja con un antifaz azul. En efecto, Leonardo es el nombre de una de las Tortugas Ninja Adolescentes Mutantes. Y, al igual que las otras tres tortugas ninja, lleva el nombre de un verdadero artista italiano del Renacimiento. ¿De quién estamos hablando? De Leonardo da Vinci, por supuesto.

    Leonardo da Vinci nació en 1452. Creció cerca de la ciudad de Vinci, en la región italiana de la Toscana. Da Vinci tuvo una vida humilde en sus primeros años. Recibió poca educación formal, pero aprendió los fundamentos de la lectura, la escritura y las matemáticas.

    Desde muy temprano, el talento de Da Vinci para el arte se hizo evidente. A los 14 años se trasladó a Florencia. Allí estudió con el famoso artista Andrea del Verrocchio. Su formación artística fue muy amplia. Aprendió pintura, dibujo, escultura, carpintería y metalistería.

    Muchos consideran a Leonardo da Vinci uno de los mejores artistas de todos los tiempos. Su obra más famosa, la Mona Lisa, se encuentra en el Museo del Louvre de París. Es una de las obras de arte más famosas y valiosas del mundo.

    Estilo artístico de leonardo da vinci

    Muchos historiadores y estudiosos consideran a Leonardo como el principal ejemplo del «genio universal» o «hombre del Renacimiento», un individuo de «curiosidad insaciable» y «febril imaginación inventiva», y se le considera uno de los individuos con más talento que jamás haya existido. Según la historiadora del arte Helen Gardner, el alcance y la profundidad de sus intereses no tienen precedentes en la historia, y «su mente y su personalidad nos parecen sobrehumanas, mientras que el hombre mismo es misterioso y remoto». Marco Rosci señala que, aunque se especula mucho sobre su vida y su personalidad, su visión del mundo era más lógica que misteriosa, y que los métodos empíricos que empleaba eran poco ortodoxos para su época.

    Nacido fuera del matrimonio de un notario, Piero da Vinci, y una campesina, Caterina, en Vinci, en la región de Florencia, Leonardo se educó en el taller del renombrado pintor florentino Andrea del Verrocchio. Gran parte de su vida laboral la pasó al servicio de Ludovico el Moro en Milán. Posteriormente trabajó en Roma, Bolonia y Venecia, y pasó sus últimos años en Francia, en la casa que le concedió Francisco I de Francia.

    Donato bramante

    Durante el Renacimiento, los artistas europeos comenzaron a estudiar la naturaleza más de cerca con el objetivo de pintar imágenes realistas del mundo. Estos artistas aprendieron a crear personas y animales realistas, y se convirtieron en expertos en crear la ilusión de profundidad y distancia en paredes y lienzos planos utilizando las técnicas de la perspectiva lineal.

    La capacidad de observación de Da Vinci y su habilidad como ilustrador le permitieron observar y recrear los efectos que veía en la naturaleza, lo que añadió una vivacidad especial a sus retratos. Impulsado por la curiosidad, Leonardo trataba constantemente de explicar lo que veía. Como escribió y dibujó muchas de sus observaciones en sus cuadernos, sabemos que fue uno de los primeros en adoptar un enfoque científico para entender cómo funciona nuestro mundo y cómo lo vemos.

    Leonardo reconocía que una forma de pintar escenas de forma realista era observar con gran atención el aspecto real de los animales, las personas y los paisajes. También se fijaba en las diferencias de aspecto de un objeto cuando estaba cerca o lejos, y cuando se veía con luz brillante o con luz tenue. A lo largo de su vida, escribió notas detalladas sobre sus observaciones e hizo bocetos de las cosas que veía en sus cuadernos.

    Donatello

    La Anunciación es una pintura sobre madera atribuida al artista renacentista italiano Leonardo da Vinci y fechada hacia 1472-1475[1]. Se encuentra en la galería Uffizi de Florencia, Italia. Leonardo podría haber terminado la Anunciación a los veinte años,[2] mientras permanecía en el taller de Andrea del Verrocchio, del que había sido aprendiz en su adolescencia.

    El tema de la obra está extraído de Lucas 1.26-39. Representa al ángel Gabriel anunciando a María que concebiría milagrosamente y daría a luz a un hijo que se llamaría Jesús y sería llamado «Hijo de Dios», cuyo reino no tendría fin. El tema de la anunciación era muy popular en las obras de arte contemporáneas pintadas en países cristianos como Italia y había sido representado muchas veces en el arte florentino, incluyendo varios ejemplos del pintor del primer Renacimiento Fra Angelico. Los detalles del encargo del cuadro y su historia temprana siguen siendo oscuros[3].

    La mesa de mármol delante de María probablemente procede de la tumba de Piero y Giovanni de’ Medici en la Basílica de San Lorenzo, Florencia, que Verrocchio había esculpido durante este mismo periodo. El ángel sostiene un lirio de la Virgen, símbolo de la virginidad de María y de la ciudad de Florencia.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad