Mar. Ene 18th, 2022
    La escuela de atenas personajes

    Retrato del papa julio ii

    La Escuela de Atenas (Scuola di Atene), de Rafael Sanzio da Urbino, es una de las obras más conocidas del Renacimiento italiano. El fresco forma parte de una serie de pinturas que decoran las habitaciones de Rafael en el Vaticano. Se considera una obra ejemplar del periodo del Alto Renacimiento.

    La Escuela de Atenas representa el desacuerdo central de la filosofía occidental, el debate entre los filósofos que se ocupan de los asuntos del mundo espiritual y los que se ocupan del mundo físico. La ubicación del fresco en la sala en relación con las otras pinturas, sus sujetos humanos y el entorno ilustran el renovado interés por las ideas antiguas sobre la filosofía, la religión y el arte que caracterizó al Renacimiento.

    Durante la Edad Media, el arte se dedicaba casi exclusivamente a la religión, y los artistas eran considerados artesanos que creaban obras para expresar la palabra de la iglesia. El Renacimiento, que significa renacimiento, supuso un renovado interés por la filosofía, el arte y la cultura de la antigua Grecia y Roma.

    Disputa del santo sacramento

    El periodo del alto renacimiento en el arte tuvo lugar desde principios de la década de 1490 hasta 1527, anunciado por los maestros Rafael, Miguel Ángel y Leonardo da Vinci. Este periodo marcó la culminación de las técnicas avanzadas que se habían practicado en el renacimiento, como la perspectiva lineal, la representación realista y técnicas específicas como el claroscuro (la creación de un contraste entre la oscuridad y la luz) y el sfumato (el uso de una técnica suave y brumosa para la transición entre los colores).

    La época también se caracterizó por un retorno al humanismo y a las filosofías clásicas romana y griega sobre el lugar del hombre en el mundo. Los artistas del alto renacimiento representaron los iconos religiosos de forma más humanizada, en lugar de la iconografía religiosa idealizada de la época medieval. Aunque el realismo fue una característica clave del alto renacimiento, sobre todo los artistas buscaban plasmar la belleza en sus lienzos.

    El alto renacimiento también introdujo nuevas técnicas. Los artistas utilizan el óleo para pintar, normalmente sobre lienzos, pero también utilizan la madera en ocasiones. La técnica del trompe l’oeil (truco del ojo) también se utiliza con más frecuencia, como se ve en La Escuela de Atenas: casi parece que el espectador puede entrar directamente en la escena, debido a la composición y al tamaño del fresco.

    La escuela de atenas

    La Escuela de Atenas se refiere a un conocido fresco pintado por Rafael en el Palacio Apostólico de la Ciudad del Vaticano. El fresco fue pintado entre 1510 y 1511 y es uno de los cuatro frescos pintados por Rafael en las salas actualmente conocidas como las Stanze di Raffaello. La Escuela de Atenas fue el segundo fresco terminado en la sala y delinea la interpretación de Rafael de la filosofía como una rama de la información. El fresco mide 200 pulgadas por 300 pulgadas con un tondo encima que delinea una figura femenina con un putti que expresa «busca el conocimiento de las causas». Al mostrar una ocasión social de eruditos griegos ocupados en diferentes ejercicios, el fresco se considera un caso primordial de la mano de obra del Alto Renacimiento.

    El fresco en sí incorpora 21 figuras distintas situadas en una escena de una escuela. Las figuras están ocupadas en discusiones, trabajos o diversiones. Todas las figuras son masculinas y se acepta que representan a todos los filósofos griegos notables. El fresco incorpora asimismo la representación de esculturas dentro de las pinturas de la escuela. Una de las estatuas es Apolo, el señor griego de la luz, la música y el tiro con arco que sostiene una lira. La otra estatua es Atenea, la diosa griega del conocimiento, que aparece en su marco romano como Minerva. El edificio en sí aparece en forma de cruz, con las figuras en la zona frontal y el interior hundiéndose detrás de ellas. Las figuras están repartidas en cruz por las escaleras y pasillos del interior de la escuela y el fresco está rodeado por una curva enriquecida con esvásticas arabescas.

    La madonna sixtina

    La Escuela de Atenas (en italiano: Scuola di Atene) es un fresco del artista renacentista italiano Rafael. Fue pintado entre 1509 y 1511 como parte del encargo de Rafael para decorar las salas que ahora se conocen como las Stanze di Raffaello, en el Palacio Apostólico del Vaticano.

    La Stanza della Segnatura fue la primera de las salas en ser decorada, y La Escuela de Atenas, que representa la filosofía, fue probablemente el tercer cuadro en ser terminado allí, después de La Disputa (Teología) en la pared opuesta, y el Parnaso (Literatura)[1] La pintura es notable por su precisa proyección de la perspectiva,[2] que Rafael aprendió de Leonardo da Vinci (que es la figura central de esta pintura, representando a Platón). El renacimiento de la filosofía y la cultura de la antigua Grecia en Europa (junto con la obra de Rafael) se inspiró en las actividades individuales de Leonardo en el teatro, la ingeniería, la óptica, la geometría, la fisiología, la anatomía, la historia, la arquitectura y el arte. Esta obra ha sido considerada durante mucho tiempo como «la obra maestra de Rafael y la encarnación perfecta del espíritu clásico del Renacimiento»[3].

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
    Privacidad