El jardín de las delicias terrenales cerrado

El jardín de las delicias terrenalesEl jardín de las delicias terrenales es un cuadro del artista neerlandés Hieronymus Bosch. El famoso cuadro de las Delicias de la Tierra es un tríptico, es decir, un cuadro con tres paneles. El Bosco no fechó sus cuadros, por lo que los historiadores no saben exactamente cuándo se creó esta obra de arte. La mayoría de los historiadores de arte creen que fue pintado entre 1490 y 1510, y algunas estimaciones sitúan su creación en 1515. El Jardín de las Delicias del Bosco presenta temas religiosos combinados con imágenes fantásticas que fueron comunes en la obra del Bosco a lo largo de su carrera. El Bosco tenía uno de los estilos pictóricos más reconocibles e inusuales de la Europa de la época.

El jardín de las delicias: TrípticoEl tríptico del Jardín de las Delicias, al igual que muchas pinturas de tres paneles de la época, estaba estructurado como un retablo que se hubiera expuesto en una iglesia o catedral. Consta de tres paneles que se despliegan para crear una obra de arte en ángulo. El tríptico también puede cerrarse, mostrando una obra de arte diferente en sus paneles exteriores. Esta obra de arte es menos vibrante que la versión interior del cuadro porque fue pintada en grisalla, que es un estilo de pintura en escala de grises. Parece mostrar la Tierra en las primeras etapas de la creación bíblica, antes de la creación del sol y la luna. Es probable que el tríptico permaneciera cerrado la mayor parte del tiempo y sólo se abriera en ocasiones especiales. Cabe destacar que, aunque el cuadro está estructurado como un retablo, muchos historiadores no creen que se pintara para exponerlo en una iglesia, sino que creen que pudo ser un encargo privado.

Wikipedia

Las obras del pintor holandés Hieronymus Bosch son conocidas por su fantástica imaginería y sus delicados detalles. Pero ninguna es tan conocida ni tan ambiciosa como su Jardín de las Delicias, una obra tan cargada de simbolismo que sigue despertando la curiosidad más de 500 años después de ser pintada.

El Bosco se atrevió a representar toda la experiencia humana, desde la vida hasta el más allá, en tres lienzos relacionados entre sí. El primero de la izquierda representa el Paraíso; el último de la derecha, el infierno. Y en el centro se encuentra El jardín de las delicias terrenales.

El Bosco nunca fechó sus obras, lo que complica el trabajo de los historiadores del arte. Algunos afirman que el Bosco comenzó el Jardín de las Delicias en 1490, cuando tenía unos 40 años. (Se desconoce el año exacto de su nacimiento, pero se supone que fue alrededor de 1450.) Pero se estima que la obra fue terminada entre 1510 y 1515.

Pinturas de hieronymus bosch

El Jardín de las Delicias es un tríptico pintado por el maestro Hieronymus Bosch (c.1450-1516), un pintor de los primeros Países Bajos. Se encuentra en el Museo del Prado de Madrid desde 1939. Fechada entre 1490 y 1510, cuando el Bosco tenía unos 40 (o 50) años, es una de sus obras más conocidas y ambiciosas.

El Jardín de las Delicias del Bosco representa el Paraíso, con Adán y Eva, las delicias terrenales, numerosas figuras desnudas, y el Infierno, con representaciones de los fantásticos castigos de varios tipos de pecadores. En el panel exterior, el espectador sólo puede ver a Dios creando la Tierra. El Jardín de las Delicias es una historia sobre la moral y el pecado. Aquí tienes 10 datos que debes conocer sobre esta obra maestra.

Es enorme. La altura es de 205,5 cm (81 pulgadas) y la anchura de 384,9 cm (152 pulgadas). La anchura de cada ala es de 76,5 cm (30 pulgadas). El panel central mide 231,9 cm y, en su forma cerrada, el díptico exterior mide 153 cm. Esta pieza única en forma de tríptico sobredimensionado mide casi 4 metros de ancho (13,12 pies) y 2 metros de alto (6,56 pies), e incluye cientos de figuras desnudas, criaturas y máquinas misteriosas, animales extraños y frutas.

Hieronymus boschpintor holandés

El Jardín de las Delicias es el título moderno[a] de un tríptico al óleo sobre tabla de roble pintado por el maestro holandés Hieronymus Bosch entre 1490 y 1510, cuando el Bosco tenía entre 40 y 60 años[1].

Como se sabe poco de la vida o las intenciones del Bosco, las interpretaciones de su intención varían desde una advertencia sobre la indulgencia carnal mundana, hasta una advertencia funesta sobre los peligros de las tentaciones de la vida, pasando por una evocación del máximo gozo sexual. La complejidad de su simbolismo, especialmente el del panel central, ha dado lugar a una amplia gama de interpretaciones académicas a lo largo de los siglos. Los historiadores del arte del siglo XX están divididos en cuanto a si el panel central del tríptico es una advertencia moral o un panorama del paraíso perdido.

El Bosco pintó tres grandes trípticos (los otros son El Juicio Final, de c. 1482, y El Tríptico de Haywain, de c. 1516) que pueden leerse de izquierda a derecha y en los que cada panel era esencial para el significado del conjunto. Cada una de estas tres obras presenta temas distintos, aunque vinculados, que abordan la historia y la fe. Los trípticos de esta época solían estar pensados para ser leídos secuencialmente, los paneles de la izquierda y de la derecha solían representar el Edén y el Juicio Final respectivamente, mientras que el tema principal estaba contenido en la pieza central[2] No se sabe si El jardín estaba pensado como retablo, pero la opinión general es que el tema extremo de los paneles interiores del centro y de la derecha hace improbable que estuviera pensado para funcionar en una iglesia o monasterio, sino que fue encargado por un mecenas laico[3].