Edad de bronce

Este artículo trata del Renacimiento europeo de los siglos XV y XVI. Para el Renacimiento europeo anterior, véase Renacimiento del siglo XII. Para otros usos, véase Renacimiento (desambiguación).

El Renacimiento (UK: /rɪˈneɪsəns/ rin-AY-sənss, US: /REN-ə-sahnss)[1][a] es un periodo de la historia europea que marca la transición de la Edad Media a la modernidad y que abarca los siglos XV y XVI, caracterizado por un esfuerzo por revivir y superar las ideas y los logros de la antigüedad clásica. Tuvo lugar tras la crisis de la Baja Edad Media y se asoció a un gran cambio social. Además de la periodización estándar, los partidarios de un “largo Renacimiento” pueden situar su comienzo en el siglo XIV y su final en el siglo XVII[3].

La visión tradicional se centra más en los aspectos modernos tempranos del Renacimiento y sostiene que fue una ruptura con el pasado, pero muchos historiadores actuales se centran más en sus aspectos medievales y sostienen que fue una extensión de la Edad Media[4][5] Sin embargo, los inicios del periodo -el Renacimiento temprano del siglo XV y el Proto-Renacimiento italiano de alrededor de 1250 o 1300- se solapan considerablemente con la Baja Edad Media, convencionalmente datada en c.  1250-1500, y la propia Edad Media fue un largo periodo lleno de cambios graduales, como la Edad Moderna; y como periodo de transición entre ambos, el Renacimiento presenta estrechas similitudes con ambos, especialmente con los subperiodos tardío y temprano de ambos[b].

¿por qué empezó el renacimiento en italia?

El Renacimiento fue un periodo en Europa, desde el siglo XIV hasta el XVII, considerado como el puente cultural entre la Edad Media y la historia moderna. Comenzó como un movimiento cultural en Italia, concretamente en Florencia, a finales de la época medieval y posteriormente se extendió al resto de Europa, marcando el inicio de la primera edad moderna.

La base intelectual del Renacimiento fue su propia versión inventada del humanismo, derivada del redescubrimiento de la filosofía griega clásica, como la de Protágoras, que decía que “el hombre es la medida de todas las cosas”. Este nuevo pensamiento se manifestó en el arte, la arquitectura, la política, la ciencia y la literatura. Los primeros ejemplos fueron el desarrollo de la perspectiva en la pintura al óleo y el conocimiento reciclado de cómo hacer el hormigón. Aunque la disponibilidad del papel y la invención de los tipos móviles de metal aceleraron la difusión de las ideas a partir de finales del siglo XV, los cambios del Renacimiento no se experimentaron de manera uniforme en toda Europa.

Como movimiento cultural, el Renacimiento abarcó el florecimiento innovador de las literaturas latina y vernácula, comenzando por el resurgimiento en el siglo XIV del aprendizaje basado en las fuentes clásicas, que los contemporáneos atribuyeron a Petrarca; el desarrollo de la perspectiva lineal y otras técnicas de representación de una realidad más natural en la pintura; y una reforma educativa gradual pero generalizada.

La literatura del renacimiento

El Renacimiento fue un importante acontecimiento de la historia europea que se extendió desde el siglo XIV hasta el XVII.    Fue precedido por la Edad Media en Europa y finalmente condujo a los principales acontecimientos del Siglo de las Luces.    Desde el punto de vista histórico, el Renacimiento es importante porque dio lugar a un gran cambio en el pensamiento y la visión del mundo en Europa.    Aunque se considera que el Renacimiento comenzó en las ciudades-estado de la península italiana en el siglo XIV, las principales ideas del movimiento acabaron por extenderse a toda Europa en el siglo XVI.    Los cambios más significativos que surgieron como resultado del Renacimiento pueden verse en la arquitectura, el arte, la literatura, las matemáticas, la música, la filosofía, la política, la religión y la ciencia europeas.    Los historiadores han identificado varias causas para el surgimiento del Renacimiento tras la Edad Media, tales como: el aumento de la interacción entre diferentes culturas, el redescubrimiento de antiguos textos griegos y romanos, la aparición del humanismo, diferentes innovaciones artísticas y tecnológicas, y los impactos de los conflictos y la muerte.

El norte de renaissan…

¿Cuándo fue el Renacimiento? Datos clave sobre una época dinámica Cuando piensa en el Renacimiento, probablemente le venga a la mente la “Mona Lisa”, el techo de la Capilla Sixtina y el David de Miguel Ángel. Pero, ¿cuándo fue el Renacimiento y cómo sus movimientos revolucionarios cambiaron el curso de la historia de la humanidad? Vea varios datos clave sobre los principales acontecimientos, personajes históricos y movimientos culturales de la época del Renacimiento.

El Renacimiento, también conocido como el Renacimiento italiano, comenzó en el siglo XIV y terminó en el siglo XVII. Fue un “renacimiento” cultural y económico tras la Edad Media, y se considera el inicio de la Era Moderna. El Renacimiento comenzó en Florencia, Italia, con eruditos como Francesco Petrach, a quien los historiadores consideran el “padre del Renacimiento”.

La Edad Media (concretamente la Alta Edad Media) suele denominarse Edad Oscura, principalmente porque no hay tantos registros históricos como en la época de la Antigüedad Clásica (700 a.C. a 500 d.C.). Otra razón para este apodo es que la llamada “edad oscura” no produjo tantos líderes poderosos y pensadores brillantes como lo hizo el Imperio Romano anteriormente. Sin embargo, con sus extensos registros históricos y su interminable lista de líderes culturales y políticos, el Renacimiento acabó con cualquier supuesta oscuridad durante esta época.